Si estás pensando en reformar tu cocina y te gustaría instalar unas encimeras de Silestone en Barbastro, en este post resolveremos todas las dudas que puedan surgirte en relación a este material.

Las encimeras de Silestone en Barbastro están muy presentes en nuestras cocinas, por eso te explicamos el proceso de fabricación del Silestone.

Está compuesto en un noventa por ciento de piedras naturales, principalmente cuarzo que, junto con ligantes y aditivos se transforma en una tabla. La materia prima llega en forma de áridos que deben cumplir unas características de resistencia mecánica, granulometría y pureza. Pasan controles de laboratorio que son fundamentales para la calidad final.

Tras estos ensayos, el material se almacena en silos herméticos libres de impurezas. De forma análoga, la resina ligante se almacena en depósitos especiales de acero inoxidable.

Después, en el panel de control se introduce la fórmula de color del Silestone que se vaya a fabricar y automáticamente los áridos, la resina, y la protección antibacterias son transportados a las mezcladoras, donde se homogeniza la masa.

A través del distribuidor se le da la forma de tabla y se realiza un control continuo de peso para asegurar la correcta distribución de la mezcla, y de aquí llega a la prensa. Este es el proceso principal para obtener la consistencia del Silestone: se aplica un sistema de aspiración de vacío y vibración simultanea para extraer todo el aire del interior de la masa y conseguir la compactación buscada.

A continuación, la tabla pasa treinta minutos en el horno a unos cien grados, y se deja enfriar de forma natural durante veinticuatro horas. Finalmente, las piezas pasan por un sistema de calibrado y de pulido para obtener el espesor deseado. Para terminar, otro sistema de pulidoras le dará al material el brillo característico del Silestone.

En Mármoles Zamora, te aconsejaremos sobre todos los colores y texturas disponibles.