Nuestras lápidas funerarias de Huesca son una bonita forma de rendir un último homenaje a nuestros seres queridos fallecidos. De convertir el lugar de su descanso eterno en un entorno elegante y especial. La cuestión es ¿de qué material se fabrican las lápidas para que resistan al paso del tiempo? ahora te lo contamos, sigue leyendo.

Cuando tenemos que enfrentar todos los trámites posteriores a un deceso, entre otras cosas, hemos de elegir una lápida a medida y que respete los gustos y creencias de la persona cuyos restos van a reposar ahí. En Mármoles Javier Zamora te recordamos que lo normal es fabricar las lápidas en mármol o granito. Estos son de hecho los dos materiales más resistentes para este tipo de trabajos. Resistirán estupendamente a las inclemencias del tiempo. No importa que llueva, que granice o que reciban el impacto de la contaminación ambiental. Siempre estarán perfectas con muy poco mantenimiento.

Dentro de las lápidas de granito tenemos a su vez varias opciones como el granito grueso o el granito gris. El mármol por su parte es uno de los materiales más tradicionales a la hora de fabricar lápidas funerarias en Huesca. Se ha usado a lo largo de los siglos para rendir homenaje a las personas que ya no están entre nosotros y a las que queremos recordar. La cuestión es el que mármol se desgasta más rápidamente que el granito. De todas formas, se sigue usando sobre todo para esculturas por la elegancia que aporta. El granito como decimos resiste mejor al paso del tiempo. Lo podemos usar en varios colores. Como te puedes imaginar, el precio de la lápida depende entre otras cosas del material.