Como empresa dedicada a las lápidas de mármol en Barbastro, queremos aprovechar estas líneas para hablarte sobre el significado y la historia de estos marcadores.

Desde hace siglos, las lápidas llevan estando presentes en entierros tradicionales en casi todas las culturas. ¿Te has planteado alguna vez cuál es su significado?

Estos monumentos tienen una gran importancia en distintos aspectos del proceso de conmemoración y aflicción. Las lápidas se colocan para recordar y honrar a los seres queridos que han muerto.

El empleo de una lápida o losa (piedra plana) para marcar el espacio donde una persona fallecida está enterrada se remonta a muchos años atrás en el tiempo. Casi todas las culturas de la historia han tenido en común el uso de alguna clase de marcador sobre la tumba.

Los antiguos romanos, por ejemplo, eran conocidos por su alta personalización de las tumbas. Sin embargo, los celtas preferían usar mojones (montón de piedras) y un monolito (roca masiva), sin ningún tipo de personalización.

Como expertos en lápidas de mármol en Barbastro, queremos recalcar que la raza humana siempre ha tenido la necesidad de marcar el lugar donde descansan los fallecidos.

Por otra parte, las lápidas han sido siempre un recurso importante para descubrir más información sobre cómo vivía la gente en una época concreta. Hay personas que las han utilizado para encontrar datos sobre sus antepasados y sus raíces familiares.

Si quieres saber más sobre nuestra actividad, no dudes en ponerte en contacto cuando lo desees con Mármoles Javier Zamora, S.L., empresa de referencia. Te esperamos.