Seguro que alguna vez has visto las lápidas de mármol de Barbastro en el cementerio y te ha gustado el diseño, el material o incluso has tenido que limpiar con cuidado el mármol. Se trata de un material hermoso con una gran historia a sus espaldas, pues ha sido usado en todas las civilizaciones. ¿Quieres conocer toda la historia de este material? Sigue leyendo para tener todos los detalles.

Las lápidas de mármol en Barbastro de primera calidad tienen un pasado importante. Las primeras extracciones fueron en el siglo VI en la Antigua Grecia, material fundamental para la construcción de los griegos debido a la cristalización de la piedra caliza.

Se llama mármol ya que proviene del griego "marmaros" que no es otra cosa más que una piedra brillante. Los griegos fueron los primeros en usar este material para construir monumentos tan importantes e históricos en la actualidad como el Templo de Artemisa. Esta es la primera construcción de mármol de cinco pisos de altura y con 127 columnas. En la arquitectura bizantina, el mármol fue testigo de la implementación de este material para construir templos y basílicas, por ejemplo, en Turquía.

En el caso del Imperio Romano, que destacó por grandes edificaciones, se realizaron la mayoría con mármol. Es el caso del Coliseo de Roma. Además ha resistido a grandes terremotos y guerras. Por su parte, los egipcios en este caso construyeron la mayoría de sus iconos en granito y piedra, además de realizar esculturas.

Una de las mejores obras de mármol es la que de la Pirámide de Keops, realizada con bloques y con paredes de amplias galerías con gran belleza y singularidad. Esta Pirámide está a las afueras de la ciudad de El Cairo.

Desde Mármoles Zamora te contamos la historia de este material único y de calidad. Realizamos lápidas y decoraciones fúnebres para tus seres queridos. Consulta nuestro catálogo sin compromiso.