Como especialistas en la fabricación e instalación de encimeras de Silestone en Barbastro sabemos que este material ha supuesto una revolución gracias a su durabilidad y precio, pasando a sustituir en muchos hogares al tradicional granito o mármol. Sin embargo, los amantes de los acabados más naturales y de lujo siguen prefiriendo estas piedras. Por ello, hoy vamos a explicar las diferencias que hay entre ellas.

Para empezar, el mármol es una roca metamórfica que se forma a través de la solidificación de diferentes sedimentos calizos. Esto da como resultado una piedra suave, porosa y más blanda que el granito. Estas características hacen que sea un material con menor resistencia a golpes y arañazos, además, su porosidad hará que puedan penetrar las manchas y se dañe por los ácidos. Para evitarlo debe aplicarse anualmente un tratamiento que ayude a mantenimiento sellado. Por todo ello, es recomendable usarlo en zonas de poco trabajo y tráfico. A pesar de todo esto, sigue siendo uno de los materiales favoritos de diseñadores y arquitecto, por la elegancia, exclusividad, sensación y acabados que puede crear.

Por otro lado, tenemos el granito, otra roca metamórfica que se forma a altas temperaturas a partir de diferentes minerales como mica, cuarzo, feldespato, etc. La presencia de cuarzo convierte esta piedra en un material mucho más duradero y resistente. Además, al ser menos poroso soportará mucho mejor las manchas y los ácidos. Como expertos en encimeras de Silestone en Barbastro sabemos que el granito da excelentes resultados en cocinas y apenas necesita mantenimiento.

Si quieres que te aconsejemos para elegir una encimera para tu vivienda, no dudes en visitarnos en Mármoles Javier Zamora, S.L.