Las encimeras de Silestone en Barbastro son de gran calidad y durabilidad. Pero hay alternativas que podemos tener en cuenta si estamos pensando en la encimera de nuestro lavabo. Aquí te indicamos cuáles son las ventajas de los materiales más usados para que tu elección sea todo un éxito.

El granito destaca por su resistencia otorgando gran durabilidad a las encimeras. Dentro de las variedades de piedra natural, sigue siendo el favorito de la mayoría de las familias. Lo hay en muchos colores y diseños, resiste a la humedad y no requiere mantenimiento.  

El cuarzo es uno de los minerales más resistentes y abundantes, estando presente en casi todos los tipos de piedra. Los fabricantes de encimeras de cuarzo añaden a la elaboración pigmentos y resinas. Es más resistente que el granito, no sufre la humedad y hay una amplia variedad de acabados en sus bordes.

Tal como nos comentan desde Mármoles Javier Zamora, S.L., otras encimeras utilizadas son las de superficie sólida, compuestas por resina acrílica y grava. Al igual que en los casos anteriores, son duraderas y resistente al agua y las manchas. La superficie no tiene cortes ni interrupciones y hay modelos que cuentan con el lavabo incorporado.

Una alternativa a las encimeras de Silestone en Barbastro son las elaboradas con mármol, un tipo de cal dura y cristalina. Si bien suele ser blanco con vetas grises lo hay en muchos colores, es resistente, puede pulirse para obtener brillo y se adapta a cualquier estilo.

El cemento también es utilizado para las encimeras de los baños, dejando a un lado su pasado de uso exclusivamente industrial. Este material orgánico logra imitar a la piedra natural, ofrece variedad de colores y puede fabricarse con la forma que queramos.