Como empresa de referencia para lápidas de mármol en Barbastro, nos gustaría dedicar las siguientes líneas a hablarte acerca del origen geológico de este tipo de roca.

El mármol es una roca metamórfica que se forma debido a una serie de procesos geológicos que producen cambios mineralógicos y estructurales en rocas eruptivas y sedimentarias.

Dichas transformaciones son la consecuencia de la búsqueda del equilibrio físico-químico de las rocas cuando estas son sometidas a ambientes distintos de aquellos en los que se originaron. Entre los principales agentes que inducen estos cambios, debemos hablar de los fluidos químicamente activos, la temperatura y la presión.

Como empresa especializada en lápidas de mármol en Barbastro con una gran experiencia, queremos explicarte que podemos clasificar la estructura de las rocas metamórficas en dos grupos principales: las foliadas y las no foliadas (afaníticas o granulares).

Queremos añadir que los mármoles se originan por el metamorfismo de las rocas calizas después de que haya una recristalización de sus minerales. Generalmente, se produce un incremento de la compacidad y cambia el resto de las características en relación a la roca de origen.

En cuanto a la composición de estas rocas, queremos decirte que suele haber un predominio de CO3Ca, acompañado de una gran variedad de otros minerales. Entre ellos, destacamos los silicatos magnésicos, la mica, el grafito, los óxidos de hierro…

Si quieres saber más sobre los trabajos que realizamos, no dudes en ponerte en contacto con Mármoles Javier Zamora, S.L. Quedamos a la espera de que nos llames. No tardes.