¿Sabes por qué cada vez vendemos más encimeras de Silestone en Barbastro y por qué se utilizan tanto en baños? la respuesta no es una sino muchas, relacionadas con las características de este material patentado tan especial.

Uno de los principales problemas a la hora de crear un ambiente unificado en baños y también en cocinas es la dificultad de unir materiales de distintas texturas. Las piezas Silestone son tan grandes que se pueden adaptar a lo que necesitemos, creando una continuidad agradable a la vista y que relaja instintivamente.

La tendencia minimalista no escapa a los baños de las casas más modernas. Buscamos una sola superficie, que pueda cambiar, eso sí, de color, en diferentes zonas. Esa es otra de las ventajas que encontrarás en las encimeras de Silestone en Barbastro, su gama de colores. Con características de dureza, duración y brillo similares a las del mármol más noble, su versatilidad estética es mayor y se puede controlar para amoldarse a tus gustos y necesidades.

Otra gran ventaja es que puede realizarse cualquier elemento a medida. Lavabos, duchas, piezas de unión para cada situación… todas quedan combinadas para crear una armonía total.

Lo último pero no menos importante es la limpieza. El material viene de fábrica con protección anti bacterias, y la fabricación de piezas en Silestone hace que tengamos la mínima cantidad de juntas posible en el baño. En las juntas es donde se acumula más suciedad y las pocas que quedan las podemos neutralizar con silicona del mismo color o con rodapiés especiales de baño.

Sumérgete en el mundo Silestone en suministradores e instaladores expertos como Mármoles Javier Zamora, S.L. te esperamos.